¿Padeces de burnout?

¿Padeces de burnout?

El trabajo duro es parte de nuestra rutina diaria. Nos sentimos sumamente orgullosos de trabajar 12 horas al día, pasar mucho tiempo en juntas, reuniones con clientes, apenas y tener tiempo para comer, resolver los cientos de pendientes que debes entregar en muy poco tiempo. Eres estelar dentro de la oficina, superas las expectativas, subes cada vez más rápido los escalones para llegar a la cima del éxito. Un sueño que es parte de muchos. Hasta que, de pronto, topas con pared.

Estás mental y físicamente exhausto. Repites cada paso, cada movimiento día con día, olvidando el cuidado de ti mismo e ignorando los comentarios de familiares y amigos en que debes bajar el ritmo, la velocidad.

Estás agotado. Eso mismo que hemos escuchado un par de veces llamar burnout.

Es un padecimiento que no discrimina por edad. Se reportan mayores niveles de estrés debido a que muchos a menudo se niegan a tomar su tiempo de vacaciones, pues se preocupan por su seguridad laboral o simplemente porque el tomarse ese tiempo les impediría terminar con las demandas de trabajo que los absorben de tiempo completo.

El agotamiento es primordialmente causado por factores sistémicos en los lugares de trabajo. Aquellos que ponen mayor presión sobre sus empleados sin apoyo ni retroalimentación son más propensos a ver que sus colaboradores sufren este padecimiento.

¿Sabías que tu empresa pierde hasta un 4% en su facturación total a causa del estrés?

Para tener un mejor manejo del estrés y encontrar el balance, te compartimos unas recomendaciones del Doctor Gooden sobre cómo detectar cuando sufres de agotamiento (burnout) antes de que los daños empeoren.

  • Paso 1

    Conocer las señales

    Conocer las señales

    Podría sonar como un cliché, pero reconocer que tenemos un problema, siempre será el primer paso para proceder con una solución. Las señales más comunes son sentimientos constantes de irritabilidad y frustración en el trabajo, más allá de las quejas normales sobre la carga de trabajo. El agotamiento se hace presente cuando te molestas por cualquier solicitud que se te pida dentro del alcance de tu trabajo. Sentirte desconectado y decepcionado de la primera razón por la cual tomaste ese trabajo, también es una señal. De forma adicional, si laboras en una profesión de servicio, la falta de empatía que desarrollarás hacia quienes sirves podría ocasionar mayores problemas si no se detecta a tiempo.

    Las investigaciones nos muestran que el burnout se presenta en tres dimensiones:

    • Agotamiento emocional: Sentirse gastado y cansado, a veces no es sólo mental, también se percibe de forma física. Puedes presenciar problemas al dormir o de insomnio, enfermarte seguido y estar irritable con el mínimo estímulo.
    • Despersonalización: Sentirse alienado y desconectado de los demás en el trabajo.
    • Logro personal reducido: Sentirse apático y perder la confianza en ti mismo tanto como en tus habilidades laborales. Tu capacidad y productividad se ven comprometidas.
  • Paso 2

    Ver cómo el lugar de trabajo y su ambiente tienen impacto en ti como en los otros.

    Ver cómo el lugar de trabajo y su ambiente tienen impacto en ti como en los otros.

    En lugar de sentir que la situación carga todo su peso de forma individual, hay factores en el ambiente que pueden exacerbar el estrés y contribuir al burnout.

    Después de todo, numerosos estudios han demostrado que el estrés laboral ha escalado de forma progresiva a través de las últimas décadas. Los colaboradores que reportan tener poco control sobre la gran demanda de trabajo ha sido demostrado que ello tiene relación con su incremento en infartos, hipertensión entre otros desórdenes. Expectativas poco claras para el trabajo y su productividad, así como las inconsistentes evaluaciones llevan a la ansiedad y el estrés, insiste el Dr. Gooden. Así mismo afecta el sentirse no validado o reconocido respecto a su labor y su toma de decisiones, aporta de forma considerable a los incrementos anteriormente mencionados.

  • Paso 3

    Considera el papel que juega la tecnología

    Considera el papel que juega la tecnología

    Desconectarse de la tecnología ha estado en tendencia y es casi una recomendación forzosa por parte de los terapeutas, pero muy pocos colaboradores pueden lograr esto que ahora es todo un reto. Hoy en día cuidamos más nuestros smartphones que a nosotros mismos. Muchos hemos cometido un error común, ver que ya hemos colapsado por falta de sueño que lleva directamente a un agotamiento, pero muy pocos hemos hecho una pausa para preguntarnos lo siguiente: ¿así es como se ve el éxito?

    El Dr. Gooden concuerda y sugiere que quien sienta que ya está a un paso del burnout, necesita reconsiderar seriamente sus interacciones con la tecnología, desde las computadoras hasta los smartphones. El no poner límites con tus horas de trabajo para recibir y enviar tanto correos como llamadas o estar en un ambiente de trabajo que desalienta el poner límites seguramente puede llevar al agotamiento y es sumamente dañino para los colaboradores y las organizaciones en que trabajan. Cuando los colaboradores sienten que deben estar en todo momento listos para responder llamadas y correos, se privan de poder tener un momento de relajación o de tener un break de la oficina. Tomar estos momentos para nosotros nos permitirá estar descansados y relajados cuando verdaderamente sea nuestra hora de trabajo. Nos permite ser mucho más productivos y efectivos.

  • Paso 4

    Entrenar puede hacer el cambio

    Entrenar puede hacer el cambio

    Una recomendación que ya escuchamos de cajón es que vayamos al gimnasio. Las personas que sufren depresión, ansiedad o estrés a menudo escuchan esa recomendación. Si bien ayuda, ese tipo de terapia podría no resultar para todos. Es importante que cada quien encuentre la actividad adecuada que de alguna forma u otra le provea ese autocuidado y autodedicación que necesita y que puedan incorporar en su agenda diaria o semanal para generar un hábito. Comprometerse con el autocuidado que involucra el comer balanceado, dormir lo necesario, tener tiempo personal, ejercitarse, salir con familia y amigos verdaderamente pueden ayudar a prevenir y atacar el burnout.

  • Paso 5

    hablar con la gerencia

    hablar con la gerencia

    En algunos casos, el agotamiento de los colaboradores debe ser informado al líder. No sugerimos que envíes una carta o notifiques al CEO, sino que lo platiques con quien sea tu líder inmediato, el o ella deben saber cuando tu productividad y bienestar se ven comprometidos. Resalta tu compromiso con tu trabajo y empresa, así como tu deseo por ser más efectivo y eficiente.

    Por consiguiente, es importante fijar expectativas con tu líder de manera que puedas cumplir mejor tus objetivos. Por ejemplo, recibir feedback constructivo, o tener verdaderas horas de comida o no responder correos a las 10 de la noche. Puede hacer una gran diferencia que lo platiquen, que se hagan saber las metas y misiones que tienen como equipo y que necesitan uno del otro para lograrlo al máximo.

  • Paso 6

    buscar ayuda profesional

    buscar ayuda profesional

    Si te sientes abrumado en el trabajo o sumergido en el agotamiento y no sabes qué hacer, buscar ayuda profesional es garantía. En general es mejor buscar una terapia antes de que sea realmente necesario. Tener dificultad al dormir o dormir demasiado, tener problemas para dejar la cama por las mañanas así como para realizar tareas diarias, sentirse desesperado, triste o no disfrutando y tener dolores de cabeza son síntomas de una depresión. Además de estar preocupado todo el tiempo, tener pensamientos acelerados, taquicardia, problemas de estómago y dificultad para concentrarse son signos de ansiedad. Si estos síntomas te suenan familiares, por favor considera hacer una cita para ver a un psicoterapeuta o un médico.

    Si no te sientes listo para tomar esa decisión, hay alternativas como la terapia de conversación que también ayuda a controlar la depresión, ansiedad y otros problemas que el agotamiento pueda desencadenar, si a menudo cuestionas tu camino con éste método podrías cambiar o retomar el rumbo.


Fuente: Workaholics? Day: How to Spot Burnout.


Live Help