¿Por qué es importante tu marca empleadora?

¿Por qué es importante tu marca empleadora?

Primero, entendamos que a lo que nos referimos con tu marca empleadora es a la reputación y valor que tiene tu empresa como reclutadora, en términos de percepción e imagen para así atraer el mejor talento.

Las mejores empresas para trabajar son las que cuentan con una marca empleadora excepcional, ya que ésta suele analizar y estudiar la vacante, tanto en el sueldo (que sea competitivo) así como otros factores como el wellness laboral de la empresa e incluso analiza a sus competidores. Así que si pensabas convencer a ese candidato que tanto te interesa con un sueldo atractivo, es posible que lo logres, pero ¿Por cuánto tiempo? Una buena marca empleadora tiene tres objetivos: Atraer talento, reclutarlo y retenerlo.

Entonces, en lugar de invertir sumas importantes de recursos para sólo reclutar y retener, se recomienda investigar e invertir en tu marca empleadora antes de empezar a atraer talento. ¿Sabías que logrando una excelente marca empleadora puedes ahorrar más de $4,723 dólares por empleado? Tiene sentido si lo piensas desde el enfoque de productividad, desarrollo de competencias, capacitación y rotación. Si reclutamos a los mejores colaboradores, a los mejores gerentes, a los mejores vendedores, la productividad estará al tope y nuestras preocupaciones serán otras, más allá de como mejorar en áreas que deberían funcionar por sí solas, toda la inversión de recursos se iría tal vez en mejores materiales o distintas estrategias de marketing.

candidato perfecto

En el mercado del talento, la demanda crece a pasos agigantados y más y mejor talento se va requiriendo y es aquí donde los esfuerzos de tu marca empleadora pagará dividendos, ya que podrás atraer empleados altamente calificados, compitiendo con las grandes empresas. Estas son algunas recomendaciones para reforzar tu marca empleadora:

  • Genera tu Propuesta de Valor como Empleador (PVE)

    PVE propuesta de valor

    Esta propuesta es la que detalla y explica con información real el por qué tu negocio o empresa es la mejor para laborar. La propuesta debe impactar positivamente al candidato e incluso a tus colaboradores actuales. Idealmente, una PVE debe contener la realización de los objetivos laborales del candidato. Escucha a tu público y trabajadores, descubre cuál sería la propuesta ideal para ellos y ponla en un papel que pueda reflejarse ante el candidato. Tal vez lo único que necesita este candidato es que el trabajo sea divertido o se le festejen cumpleaños. Nunca des por sentado algo por ridículo que parezca.

  • Demuestra interés por el candidato tanto como él en trabajar contigo.

    Interes por el candidato

    La búsqueda y contratación de empleo es una calle de doble sentido. Para tomar decisiones, los reclutadores suelen pedir referencias personales, pero también los candidatos suelen hacerlo. Los candidatos suelen buscar referencias de la empresa en donde están aplicando. Se tiene esta cultura de "Si te interesa el trabajo, ahí está. En caso contrario, alguien más llegará." la cual tiene muy pocos beneficios a corto plazo y ninguno a largo plazo. Así como el candidato vende sus habilidades, competencias y demás para ser comprado, haz lo mismo, véndele el puesto, convéncelo de trabajar contigo.

  • Explota las conexiones digitales.

    Explota las conexiones digitales.

    Es evidente para los reclutadores que los medios sociales son sumamente poderosos para su marca empleadora. En enero de este año, se registró en el continente Americano, un total de 599 millones de usuarios usando medios sociales, con una penetración del 60%. Esto significa que aunque no tengas los recursos suficientes para generar una estrategia de marca empleadora a gran escala, puedes empezar en alguna plataforma de medios sociales, hay muchísimas personas viendo y analizando puestos y empresas.


¿Quieres que te consigamos a ese candidato perfecto?

¡Consúltanos!


Live Help